archivo

Archivo de la etiqueta: DIY

 
Hace poco descubrí el blog de Amy Moss, una diseñadora gráfica reconvertida en bloggera profesional. 

“Eat, drink, chic” es un blog lleno de encanto, donde podemos encontrar de todo; moda, fotografía, DIY, y un montón de cosas preciosas. Y entre tanta cosilla el otro día ví esta reinvención de uno de los juegos más básicos y a la vez entretenidos, un juego de los de toda la vida…el “Memory”. ¿Quién no ha jugado alguna vez? Aquí en España creo que lo conocíamos como “El Lince” y consistía en poner varias parejas de cartas, previamente mezcladas, boca abajo e ir destapando a la vez que ibas memorizando dónde estaban hasta sacar todas las parejas…a simple vista es muy bobo, pero qué divertido!

Esta nueva versión, creación de Amy, es muy colorida y muy fácil de realizar con niños. Sólo necesitamos unas cartulinas y unos palos de helado. Tan sencillo como eso! Pero podeis echar un ojo a su blog donde lo explica todo además de proporcionarnos unas plantillas para descargar.

Estas son las que ella ha diseñado, pero lo bonito de esto es que podeis hacer las que querais, siempre y cuando tengan algún dibujo que identifique cada pareja.

Anuncios
Como buen 14 de febrero, muchos sitios están llenos de corazones, flores, dulces y un montón de cosas para regalar a la persona que quieres, pero yo no soy muy partidaria de que se nos imponga un día para esto, me gusta hacer regalos de una forma más espontánea.
Por qué no regalar flores el 20 de marzo o el 15 de abril? sin motivo aparente, simplemente porque en ese momento ves algo que te recuerda a alguien, te apetece invitar a cenar o dedicas un rato para hacer un regalo gracioso tú mismo (ahora que se lleva tanto el DIY – do it yourself). Así que he estado buscando en internet algo que me hiciera gracia y que no tuviera por qué ser de San Valentín y he encontrado esto. 
 
(visto en Design Sponge
me ha parecido precioso y puedes regalarlo cuando quieras! por qué no? Además para los que dispongan de algo de tiempo y quieran sorprender de verdad a su pareja, explican cómo hacerlo, aquí os lo dejo:
materiales:
1.   alambre fino en color rojo
2.   bombilla (cualquier bombilla incandescente con una base regular valdrá..nada de fluorescentes o halógenos)
3.   alicates
4.   destornillador
5.   gafas de seguridad
6.   una pieza cuadrada de madera
7.   2 alfileres (preferiblemente con la cabeza roja)
8.   papel y lápiz
9.   tijeras para alambre
10. martillo y clavos
11. pegamento
tiempo:
1 hora (aprox.)
instrucciones:
1. Prepara una superficie de trabajo para vaciar la bombilla. Asegúrate de que el espacio es suficientemente amplio porque pueden saltar pedacitos de cristal.
2. Sigue las instrucciones de cómo vaciar la bombilla aquí: (están en inglés) teamdroid.com.
3. Cuando tengas la bombilla lista, limpia los bordes con cuidado y échalo a un lado, donde no pueda romperse.
4. Corta unos 25 cm. del alambre rojo para construir cada corazón (como se ve en la figura siguiente).

5. Lleva los corazones hacia la bombilla y sostenlo hasta que veas la largura que deben tener para quedar correctamente ubicados en el centro de la bombilla. Usa los alicates para cortar lo que sobre.

6. Si la madera que usas es suave bastará con clavar el alambre a mano. Si es algo más firme tendrás que hacer unos agujeros con el martillo y los clavos, después retirar los clavos y limpiar los agujeros para poder fijar ahi los corazones de alambre con ayuda del pegamento.

7. Ahora coloca el cristal de la bombilla sobre los corazones y pega la bombilla a la base de madera.

8. Usa los alfileres para fijar tu mensaje a la base de madera.

En cualquier caso, y aunque a mi no me guste mucho, os deseo a todos un feliz día de San Valentín! 
Como buen 14 de febrero, muchos sitios están llenos de corazones, flores, dulces y un montón de cosas para regalar a la persona que quieres, pero yo no soy muy partidaria de que se nos imponga un día para esto, me gusta hacer regalos de una forma más espontánea.
Por qué no regalar flores el 20 de marzo o el 15 de abril? sin motivo aparente, simplemente porque en ese momento ves algo que te recuerda a alguien, te apetece invitar a cenar o dedicas un rato para hacer un regalo gracioso tú mismo (ahora que se lleva tanto el DIY – do it yourself). Así que he estado buscando en internet algo que me hiciera gracia y que no tuviera por qué ser de San Valentín y he encontrado esto. 
 
(visto en Design Sponge
me ha parecido precioso y puedes regalarlo cuando quieras! por qué no? Además para los que dispongan de algo de tiempo y quieran sorprender de verdad a su pareja, explican cómo hacerlo, aquí os lo dejo:
materiales:
1.   alambre fino en color rojo
2.   bombilla (cualquier bombilla incandescente con una base regular valdrá..nada de fluorescentes o halógenos)
3.   alicates
4.   destornillador
5.   gafas de seguridad
6.   una pieza cuadrada de madera
7.   2 alfileres (preferiblemente con la cabeza roja)
8.   papel y lápiz
9.   tijeras para alambre
10. martillo y clavos
11. pegamento
tiempo:
1 hora (aprox.)
instrucciones:
1. Prepara una superficie de trabajo para vaciar la bombilla. Asegúrate de que el espacio es suficientemente amplio porque pueden saltar pedacitos de cristal.
2. Sigue las instrucciones de cómo vaciar la bombilla aquí: (están en inglés) teamdroid.com.
3. Cuando tengas la bombilla lista, limpia los bordes con cuidado y échalo a un lado, donde no pueda romperse.
4. Corta unos 25 cm. del alambre rojo para construir cada corazón (como se ve en la figura siguiente).

5. Lleva los corazones hacia la bombilla y sostenlo hasta que veas la largura que deben tener para quedar correctamente ubicados en el centro de la bombilla. Usa los alicates para cortar lo que sobre.

6. Si la madera que usas es suave bastará con clavar el alambre a mano. Si es algo más firme tendrás que hacer unos agujeros con el martillo y los clavos, después retirar los clavos y limpiar los agujeros para poder fijar ahi los corazones de alambre con ayuda del pegamento.

7. Ahora coloca el cristal de la bombilla sobre los corazones y pega la bombilla a la base de madera.

8. Usa los alfileres para fijar tu mensaje a la base de madera.

En cualquier caso, y aunque a mi no me guste mucho, os deseo a todos un feliz día de San Valentín!