archivo

Archivo de la etiqueta: receta

Este fin de semana ha sido bastante tranquilo.
El viernes, aproveché para pasar un buen rato viendo el “Show de Muchachada Nui” que recomiendo a todo el  mundo, al menos a todo el que quiera pasar un buen rato! dos horas de risas continuadas y buen humor a raudales. 
El sábado, comida familiar.
Y el domingo, un poco de trabajo y algo de repostería! decidí hacer los muffins de chocolate que proponía Trotamundos en su blog “Food&Cook” y debo decir que esta vez ha sido todo un éxito! quedaron fenomenal, me ha sorprendido porque tuve algunos imprevistos que un domingo eran muy dificiles de solventar, y ya se sabe, en estas recetas cuando cambias una cosilla ya no te queda igual, pero esta vez no.

A pesar de cambiar el azúcar por azúcar morena, y el chocolate con leche por chocolate para repostería, todo fue bien y me salieron unos 25 muffins..y ya sólo quedan estos tres! eso es buena señal no?

A ver qué os parecen.

La verdad es que las fotos no son ninguna maravilla, pero os aseguro que estaban bien ricos! Aunque no subieron tanto como yo me esperaba, el interior estaba esponjoso y los trozos de chocolate se deshacían…y además sólo tardé media hora en hacerlos, así da gusto!

Os dejo aqui la receta por si os apetece probar suerte, pero si os gusta la repostería os aconsejo que echeis un ojo a la página “Food&Cook”, que además de muy bien explicado tiene unas fotos muy chulas.




INGREDIENTES:

300 gr. de harina con levadura incorporada
40 gr. de cacao en polvo
1 cdta. de levadura
220 gr. de azúcar (yo utilicé la misma cantidad, pero de azúcar morena)
2 huevos
1 cdta. de estracto de vainilla
160 ml de aceite vegetal

125 ml de leche
180 gr. de chocolate con leche troceado (podeis probar con chocolate blanco o chocolate de hacer…)


En un bol mezclamos los ingredientes secos, la harina, el cacao en polvo, el azúcar y la levadura hasta que queden bien ligados (pensad que luego no lo vamos a batir en exceso, así que es necesario que queden bien incorporado el cacao en polvo en la mezcla).

En otro bol mezclamos los ingredientes líquidos, primero los huevos, los batimos ligeramente, seguidamente añadimos la vainilla, el aceite y la leche, lo mezclamos todo hasta que estén bien integrados.
En el bol donde tenemos los ingredientes secos hacemos un hueco en el centro y depositamos la masa líquida, la integramos suavemente con cuidado, no hay que batirlo en exceso, solo lo justo para que queden integradas ambas mezclas.
Seguidamente añadimos los trocitos de chocolate, lo volvemos a integrar pero sin batir en exceso.
Una vez tenemos nuestra masa completada, la vamos depositado en nuestra bandeja de muffins, y vamos poniendo dos cucharadas en cada cápsula de papel (aproximadamente 2/3 de su capacidad).
A continuación lo introducimos en el horno, previamente precalentado a 180 grados, y lo dejamos hornear unos 20-25 minutos aproximadamente o hasta que pinchemos y veamos que sale limpia la aguja.

Anuncios
No sé si es porque me he pasado los dos ultimos dias enferma o simplemente porque me encantan las galletas de todo tipo, pero hoy me apetecian mucho! mis preferidas son las galletas de gengibre, a veces las cojo en la tienda sueca de Ikea, pero las mejores, sin lugar a duda, son las escocesas de Millie’s Cookies, tienen unas galletas enormes con un montón de sabores! en cuanto puedo escaparme o sé de alguien que va, las encargo y os las recomiendo a todos!
Y lo cierto es que este fin de semana me voy para allá, así que ya os haré alguna foto de mis adquisiciones gastronómicas! De momento os dejo la receta de estas otras que no son tan grandes pero también tienen una pinta muy buena, a ver quién se anima a hacerlas!

Estas galletas y un buen Cola Cao caliente tienen que quitar todos los males!

 
  
(visto en Kireii)
Ingredientes:
200 grs de mantequilla sin sal
150 grs de azúcar
250 grs de harina
4 cucharadas grandes de canela

Proceso:
Se deja la mantequilla a temperatura ambiente durante un rato y se mezcla con el azúcar, a continuación se agrega la harina y se mezcla todo (con las manos mejor) hasta que consigáis una masa bastante compacta (apretadla bien). A partir de ahí se trata de ir haciendo bolas, aplastarlas un poquito para darle la forma de galleta y ponerlas sobre la bandeja del horno. Hornead durante 15 minutos a 180 grados y listo.

No sé si es porque me he pasado los dos ultimos dias enferma o simplemente porque me encantan las galletas de todo tipo, pero hoy me apetecian mucho! mis preferidas son las galletas de gengibre, a veces las cojo en la tienda sueca de Ikea, pero las mejores, sin lugar a duda, son las escocesas de Millie’s Cookies, tienen unas galletas enormes con un montón de sabores! en cuanto puedo escaparme o sé de alguien que va, las encargo y os las recomiendo a todos!
Y lo cierto es que este fin de semana me voy para allá, así que ya os haré alguna foto de mis adquisiciones gastronómicas! De momento os dejo la receta de estas otras que no son tan grandes pero también tienen una pinta muy buena, a ver quién se anima a hacerlas!

Estas galletas y un buen Cola Cao caliente tienen que quitar todos los males!

 
  
(visto en Kireii)
Ingredientes:
200 grs de mantequilla sin sal
150 grs de azúcar
250 grs de harina
4 cucharadas grandes de canela

Proceso:
Se deja la mantequilla a temperatura ambiente durante un rato y se mezcla con el azúcar, a continuación se agrega la harina y se mezcla todo (con las manos mejor) hasta que consigáis una masa bastante compacta (apretadla bien). A partir de ahí se trata de ir haciendo bolas, aplastarlas un poquito para darle la forma de galleta y ponerlas sobre la bandeja del horno. Hornead durante 15 minutos a 180 grados y listo.

Este verano tuve la suerte de poder hacer un gran viaje…un mes recorriendo Europa en coche. Si alguna vez teneis la oportunidad de hacerlo os lo recomiendo totalmente! conocimos muchas ciudades preciosas,  encontramos gente muy agradable en todos sitios y comimos mucho y muy bien! pero a mi, que lo que me encanta es la repostería, una de las cosas que más me gustaron fueron los macarons. Tuve la ocasión de probarlos en Burdeos y sobre todo pude disfrutar de los escaparates de las tiendas plagadas de colores vivos y decoraciones increibles! los hay de miles de sabores, de frambuesa, de limón, de regaliz, de toffe, de pistacho…en la tienda no sabíamos por dónde empezar, podíamos elegir entre varias formas de envase dependiendo de la cantidad, si eran pocos te los ponían en una lata chulísima, cuando eran más en unas cajitas negras…todo muy cuidado. Desde entonces estoy con ganas de intentar hacerlos (aunque supongo que será muy complicado conseguir esas texturas!) y hoy por fin, he encontrado en “Food&Cook;” la receta asi que de este fin de semana ya no puede pasar!

ya os contaré cómo me ha ido.

De momento os dejo aqui la receta para el que se quiera animar.

INGREDIENTES

450 gr. azúcar glas
280 gr. almendras molidas
7 claras de huevo
6 gotas de colorante rosa (para macarons de frambuesa)
6 gotas de colorante amarillo (para macarons de limón) 
6 gotas de colorante verde (para macarons de té matcha)

  1. Lo primero que haremos será tamizar el azúcar glas y las almendras molidas, esto nos hará que los macarons nos queden con una superficie lisa y sin grumos.
  2. Ahora montamos las claras de huevo, para ello ponemos en nuestro bol las claras y vamos batimos hasta conseguir que tenga un punto firme, seguidamente añadimos las gotas de colorante y batimos hasta que el color se unifique en toda la mezcla.
  3. Con ambos ingredientes ya preparados, procedemos a incorporarlos, para ello espolvoreamos la mezcla de azúcar y almendras sobre las claras en forma de lluvia, mezclamos con una cuchara de madera removiendo desde el centro hacia los bordes y girando el bol. La mezcla la tenemos que hacer de forma muy suave, ya que sino se nos hundirán las claras. Debemos obtener una masa fluida.
  4. Precalentamos el horno a 250º
  5. Ponemos una hoja de papel de hornear sobre nuestra bandeja. Vertimos la masa en una manga pastelera con una boquilla lisa (de uno 2 cm, nº8).
  6. Vamos formando los macarons sobre la bandeja (aproximadamente de unos 2,5 cm).
  7. Dejamos reposar los macarons durante una hora mínimo, (si los dejáis más horas no pasa nada) para que se forme así la pequeña costra que tiene el pastel.
  8. Metemos la bandeja en el horno y bajamos la temperatura inmediata
    mente a 180º, y los dejamos cocer de 10 a 12 minutos con la puerta del horno entreabierta.
  9. Cuando tenemos nuestros macarons cocidos, sacamos la bandeja del horno, levantamos un poco el papel de hornear y bajo el papel pulverizamos un poco de agua. El vapor que genera el agua hace que se despeguen los macarons con más facilidad.
  10. Pasamos los macarons a una rejilla para terminar de enfriar y seguidamente lo rellenamos 
Los rellenos pueden variar según el gusto de cada cual, las posibilidades son infinitas porque varía mucho el conjunto de un relleno a otro, haciendo de este rico dulce algo novedoso siempre. Estas son algunas sugerencias, aunque podéis ponerle las que más os apetezcan y sean de vuestro agrado.
MACARON DE TE MATCHA: Para el relleno de te matcha ponemos en un cazo la nata junto con el té, cuando empiece a hervir la retiramos del fuego y le añadimos el chocolate blanco, lo incorporamos con suavidad hasta que esté complemente integrado. Lo dejamos enfría y lo ponemos en el frigorífico durante una hora.

MACARON DE FRAMBUESA: Para los de frambuesa, le añadimos mermelada de frambuesa.
MACARON DE LIMÓN: Los limón, los rellenamos de lemond curd
Este verano tuve la suerte de poder hacer un gran viaje…un mes recorriendo Europa en coche. Si alguna vez teneis la oportunidad de hacerlo os lo recomiendo totalmente! conocimos muchas ciudades preciosas,  encontramos gente muy agradable en todos sitios y comimos mucho y muy bien! pero a mi, que lo que me encanta es la repostería, una de las cosas que más me gustaron fueron los macarons. Tuve la ocasión de probarlos en Burdeos y sobre todo pude disfrutar de los escaparates de las tiendas plagadas de colores vivos y decoraciones increibles! los hay de miles de sabores, de frambuesa, de limón, de regaliz, de toffe, de pistacho…en la tienda no sabíamos por dónde empezar, podíamos elegir entre varias formas de envase dependiendo de la cantidad, si eran pocos te los ponían en una lata chulísima, cuando eran más en unas cajitas negras…todo muy cuidado. Desde entonces estoy con ganas de intentar hacerlos (aunque supongo que será muy complicado conseguir esas texturas!) y hoy por fin, he encontrado en “Food&Cook;” la receta asi que de este fin de semana ya no puede pasar!

ya os contaré cómo me ha ido.

De momento os dejo aqui la receta para el que se quiera animar.

INGREDIENTES

450 gr. azúcar glas
280 gr. almendras molidas
7 claras de huevo
6 gotas de colorante rosa (para macarons de frambuesa)
6 gotas de colorante amarillo (para macarons de limón) 
6 gotas de colorante verde (para macarons de té matcha)

  1. Lo primero que haremos será tamizar el azúcar glas y las almendras molidas, esto nos hará que los macarons nos queden con una superficie lisa y sin grumos.
  2. Ahora montamos las claras de huevo, para ello ponemos en nuestro bol las claras y vamos batimos hasta conseguir que tenga un punto firme, seguidamente añadimos las gotas de colorante y batimos hasta que el color se unifique en toda la mezcla.
  3. Con ambos ingredientes ya preparados, procedemos a incorporarlos, para ello espolvoreamos la mezcla de azúcar y almendras sobre las claras en forma de lluvia, mezclamos con una cuchara de madera removiendo desde el centro hacia los bordes y girando el bol. La mezcla la tenemos que hacer de forma muy suave, ya que sino se nos hundirán las claras. Debemos obtener una masa fluida.
  4. Precalentamos el horno a 250º
  5. Ponemos una hoja de papel de hornear sobre nuestra bandeja. Vertimos la masa en una manga pastelera con una boquilla lisa (de uno 2 cm, nº8).
  6. Vamos formando los macarons sobre la bandeja (aproximadamente de unos 2,5 cm).
  7. Dejamos reposar los macarons durante una hora mínimo, (si los dejáis más horas no pasa nada) para que se forme así la pequeña costra que tiene el pastel.
  8. Metemos la bandeja en el horno y bajamos la temperatura inmediata
    mente a 180º, y los dejamos cocer de 10 a 12 minutos con la puerta del horno entreabierta.
  9. Cuando tenemos nuestros macarons cocidos, sacamos la bandeja del horno, levantamos un poco el papel de hornear y bajo el papel pulverizamos un poco de agua. El vapor que genera el agua hace que se despeguen los macarons con más facilidad.
  10. Pasamos los macarons a una rejilla para terminar de enfriar y seguidamente lo rellenamos 
Los rellenos pueden variar según el gusto de cada cual, las posibilidades son infinitas porque varía mucho el conjunto de un relleno a otro, haciendo de este rico dulce algo novedoso siempre. Estas son algunas sugerencias, aunque podéis ponerle las que más os apetezcan y sean de vuestro agrado.
MACARON DE TE MATCHA: Para el relleno de te matcha ponemos en un cazo la nata junto con el té, cuando empiece a hervir la retiramos del fuego y le añadimos el chocolate blanco, lo incorporamos con suavidad hasta que esté complemente integrado. Lo dejamos enfría y lo ponemos en el frigorífico durante una hora.

MACARON DE FRAMBUESA: Para los de frambuesa, le añadimos mermelada de frambuesa.
MACARON DE LIMÓN: Los limón, los rellenamos de lemond curd